El espíritu emprendedor e innovador de un grupo de pioneros y su ansia por romper el endémico aislamiento de Galicia, sentó las sólidas bases de CEDIE. La empresa nace en 1942 con un propósito muy ambicioso: la producción de combustibles y otros derivados, mediante un proceso carboquímico, a través de la integración vertical de la producción de cal, carburo de calcio, acetileno y su posterior polimerización.

Vista parcial de las instalaciones de CEDIE durante su construcción en 1942.

El hecho de que O Barco de Valdeorras, en la provincia de Ourense, fuese el único lugar en la Comunidad Autónoma de Galicia en el que se podía encontrar piedra caliza de la calidad adecuada, determinó la ubicación de la empresa en esta localidad.

Vista de la primera cantera de piedra caliza abierta por la empresa a mediados de la década de los 40.Desde su nacimiento, CEDIE ha sido constante en el incremento de su actividad empresarial, así como en la generación y mantenimiento de empleo a largo plazo. Estos sólidos pilares, que le han ayudado a superar las mayores dificultades, continúan siendo los valores sobre los que se asienta la empresa después de más de cincuenta años de actividad ininterrumpida.